La monitorización de una organización en la web social

La web social, es decir, la web de los blogs, de las noticias en actualización continua, de Facebook y de Twitter cambia cada minuto. Si queremos estar al caso de lo que se dice de un determinado tema o de nuestra organización, el viejo recurso de visitar unas webs de referencia, unos determinados noticiarios o unas fuentes concretas se convierten en una quimera. En cualquier lugar y momento podemos ser objeto de mención, en positivo o en negativo. Es necesario establecer una estrategia de seguimiento automático, es decir, de monitorización.

Monitorizar nuestra presencia corporativa en las redes aportará valor de nuestra organización en ámbitos como la reputación digital, la comunicación de crisis, la imagen corporativa, etc. Asimismo nos aportará datos que permitirán adoptar decisiones ejecutivas en la gestión de procesos o el mismo funcionamiento organizativo. ¿Cómo lo podemos hacer?

A priori, podemos establecer dos tipos de monitorización que llamaremos estática y dinámica. Una monitorización estática nos permitirá saber cómo se visibiliza nuestra organización cuando un ciudadano busca información voluntariamente; es decir, cuando accede a los grandes buscadores como Google, Bing o similares para saber quiénes somos y qué hacemos o para informarse sobre nuestro ámbito de trabajo. Una monitorización dinámica nos permitirá hacer el seguimiento de nuestra presencia o de nuestro ámbito de trabajo en las informaciones que asaltan al ciudadano en su vida cotidiana en Internet: cuando está haciendo relaciones en redes sociales, cuando lee prensa digital, etc.

El método de monitorización será el mismo tanto en un planteamiento estático como dinámico. En primer lugar estableceremos el ámbito de monitorización, es decir, aquel territorio digital que queremos monitorizar. En segundo lugar determinaremos el tema que nos interesa: presumiblemente nuestra organización o las cuestiones que se relacionan. A continuación, desplegaremos este tema en una batería de palabras clave. Nos será necesario, acto seguido, escoger una herramienta de monitorización que podrá ser tan sencilla como un buscador o tan compleja como una aplicación ad-hoc o un combinado (mashup) de distintas herramientas.

Podremos acudir a herramientas de pago aportadas por empresas especializadas o bien buscar herramientas gratuitas o de pago disponibles en Internet. Una herramienta gratuita para hacer monitorizaciones básicas y que, además, se presenta a los usuarios específicamente como herramienta para monitorizar es Netvibes, que permite integrar y visualizar amigablemente una estructura de búsqueda. Una alternativa a Netvibes la tenemos en los portales personalizables de Google (iGoogle) y de otros. En cualquier caso, Netvibes y iGoogle serían unas buenas herramientas para empezar a monitorizar.

Pero si queremos una herramienta flexible que se pueda adaptar fácilmente a las necesidades de una gran organización y que permita la explotación distinta de los resultados obtenidos, la combinación de buscadores dinámicos (orientados a blogs, prensa digital o redes sociales) con agregadores de canales RSS más competitivos serán las herramientas más indicadas. Destacaremos dos agregadores que son especialmente prácticos: por una parte, el agregador en línea Google Reader y, por la otra, el agregador de escritorio FeedReader. Obviamente, hay muchos otros.

Los agregadores nos facilitarán listas. Si hemos sido hábiles en el uso de los operadores lógicos en los buscadores habrá poco ruido, pero aún habrá. Será necesario, pues, hacer un trabajo de depuración y selección. Esta herramienta de depuración y selección nos permitirá obtener un resultado de salida que podremos presentar a terceras personas de distintas maneras:

-Simplemente dándoles acceso a la herramienta para que vean los resultados que hemos marcado como relevantes.

-Exportándolo a formatos que resulten útiles y de uso sencillo (html, correo electrónico, etc.) mediante la combinación de distintas herramientas (por ejemplo Google Reader + iPaper).

-Exportando la estructura misma de la búsqueda para que otras personas puedan repetir el proceso autónomamente, mediante el estándar OPML.

En cualquier caso, los resultados requerirán un calibrado, es decir, una ponderación de su importancia: no es lo mismo un tuit de un alto cargo institucional que un post en un blog recóndito de audiencia débil. Hecho este ejercicio, los responsables ejecutivos de nuestras organizaciones podrán adoptar decisiones estratégicas que consideren más adecuadas y el procesos de monitorización habrá servido, pues, para aportar valor.

3 thoughts on “La monitorización de una organización en la web social

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s